Primeros Auxilios en carretera: Más allá del examen de conducir

Ahora que comienzan las vacaciones y hay un mayor número de conductores en carretera, pueden aumentar las probabilidades de sufrir o ver un accidente de tráfico y aunque seguro que has estudiado Primeros auxilios para aprobar el examen de conducir, puede que realmente no estés preparado. Desde Autoescuelas Universitas ampliamos tu información.

Accidente en carretera

Verse involucrado en un accidente de tráfico o presenciarlo, es una situación muy desagradable y ninguna persona sabe cómo va a poder reaccionar ante esta situación, hasta que se ve inmerso en ella.

Por esta razón, hay que estar lo más preparado posible. A continuación repasamos algunos datos que ya conocerás si estas preparándote para el examen de test teórico o si eres uno de los afortunados que ya lo ha aprobado.

Primeros Auxilios, el protocolo más básico

En primer lugar, si estás en carretera y ves un accidente pero ya hay expertos atendiendo a los heridos, y profesionales controlando el tráfico, no te detengas. Este hecho solo ralentiza la labor de los expertos y sobre todo el flujo de vehículos que puede impedir la llegada de nuevas unidades de emergencia.

Por ello, en estos casos no entorpezcas el tráfico y continua con tu camino siempre atento a la señalización y directrices de las autoridades.

Ahora bien, si acabas de ser testigo de un accidente en ese mismo instante, no solo debes acudir a socorrerlos sino, que tienes la obligación de prestar atención a las víctimas. Pero cuidado, no dejes de lado tu propia seguridad.

Lo primero que debes hacer es mantener la calma. Sí, sabemos que puede ser complicado, como decíamos no todos los seres humanos podemos reaccionar igual. Hay quienes son capaces de actuar con rapidez y sensatez, mientras otros entran en un estado de shock que les paraliza.

Es totalmente normal, y hay reacciones inevitables, pero debes intentar mantener la calma y recordar el protocolo más básico, que seguro que recuerdas de haberlo estudiado para tu examen.

Estamos hablando del protocolo PAS, Proteger, Avisar, Socorrer

Proteger

Lo primero que debes hacer es protegerte a ti mismo y la escena en la que se encuentran las víctimas. Esto implica que no debes  correr a socorrer a los heridos, ya que esto solo puede causar un nuevo accidente si otros conductores no visualizan a tiempo los vehículos accidentados.

Por ello, lo primero que debes hacer es aparcar el coche fuera de la carretera, en la zona del arcén o lo más alejado posible de la zona de tráfico para evitar nuevos accidentes.

Después, debes colocarte el chaleco reflectante, no bajes del coche sin él. Y con más razón si todavía es de noche, ya que sino eres invisible para el resto de conductores por la escasa iluminación y el efecto túnel.

Ahora, es el turno de los triángulos, estas señales, pueden suponer una alerta de gran importancia para los siguientes conductores que vayan por esa vía. Recuerda que deben estar siempre a 100 metros antes de cualquier obstáculo, ten en cuenta también las condiciones de la carretera, vallas publicitarias, cambios de rasante, una curva, etc. Y en el caso de ser vía de doble sentido, coloca otro por delante de tu vehículo a 50 metros de distancia.

Triangulo para proteger un accidente en carretera

Es de vital importancia también que visualices la escena, en algunas ocasiones puede haberse derramado gasolina u otros líquidos peligrosos, en ese caso, debes retirarte y no acercarte a esta zona, aunque los heridos también estén comprometidos.

Avisar

Ahora que la zona está segura, debes avisar a los equipos de emergencia. Los Smartphones te llevan al número de emergencias 112 sin necesidad de desbloquear el dispositivo.

Te dejamos aquí otros números aunque lo ideal es no complicarse ya que cualquiera de las autoridades inicia el protocolo inmediatamente.

  • Emergencias toda España: 112
  • Emergencias médicas: 061
  • Guardia Civil: 062
  • Policía Nacional: 091
  • Policía Local: 092

Una vez has avisado, el profesional al otro lado del teléfono, te hará unas preguntas y te dirá como proceder.

Las cuestiones, son tan sencillas como: Tu localización, es decir en qué vía y en que punto te encuentras, cuántos vehículos hay implicados, si las víctimas están atrapadas, si hay sustancias peligrosas como comentábamos antes, cuántos heridos ves y su estado, el tiempo desde que ocurrió el accidente en caso de saberlo y cuántos implicados hay aunque estén en perfectas condiciones.

Socorrer

Una vez has informado a las autoridades, es hora de actuar y socorrer a las víctimas del accidente y poner en práctica los primeros auxilios.

La primera regla que hay que tener en cuenta, suele sorprender a la mayoría. Esta es que hay que atender primero a aquellos que parezcan inconscientes, es decir, los que no están hablando, o gritando para pedir auxilio. Esto puede ser complicado ya que resulta difícil ignorar a quienes piden ayuda y están asustados, pero si una persona no reacciona, su situación puede ser mucho peor que la de quien conserva la consciencia.

Un consejo, recuerda la regla AVDN (alerta, verbal, dolor, no responde), te servirá para diagnosticar el estado de una víctima. Primero tienes que ver si está consciente, si no responde a tus palabras, utiliza estímulos dolorosos. Si estos ya son intensos y no responde, está inconsciente y debes comprobar ahora su respiración y pulso.

Y recuerda NUNCA DES DE COMER NI BEBER A UN HERIDO. Es una regla básica muy importante dentro del apartado Socorrer.

Comprobar signos vitales

Si no reacciona a estímulos, comprueba su respiración. Esta debe verse, oírse y sentirse, es decir, comprueba que su pecho suba y baje, acerca tu oído a nariz y boca, sentirás si sale aire y podrás escuchar la respiración, al igual que si pones tus manos u oído en el pecho.

Primeros auxilios, detectar signos vitales

Comprueba que no hay ningún objeto en boca o garganta que no le permita respirar y en el caso de seguir inconsciente y sin respiración, comienza la maniobra frente-mentón.

Comprobar el pulso, es una tarea secundaria, aunque pueda sorprender también. Se debe a que muchas veces, los nervios no nos permiten comprobar con certeza si el accidentado todavía tiene o no pulso. Nunca utilices el pulgar, sino el índice, anular y corazón, sobre la arteria carótida.

Este protocolo PAS, puede ayudarte a reaccionar correctamente ante una situación tan complicada como esta, y aunque hay muchas más precauciones que debes tomar, como te explicaremos en posteriores artículos, estas reglas de primeros auxilios son básicas para controlar la situación antes de que lleguen los servicios de emergencias.

Como siempre, una buena precaución, es la mejor “cura” para estos accidentes. Por ello, siempre que estés al volante, respeta las normas y conserva siempre tu estado de alerta para evitar ponerte a ti mismo en peligro y al resto de usuarios de las carreteras.

Si tienes más preguntas no dudes en contactar con nosotros. Desde Autoescuela Universitas, queremos que circules con seguridad y que sepas reaccionar ante situaciones complicadas en las carreteras.